Desde que escribí el post sobre Food porn, foodies y mealsurfing, en 2016, creo que la tendencia a compartir fotografías mediante redes sociales se ha convertido ya en una gran costumbre.

fotografiar_comida

Ahora en 2018, pienso que la aplicación preferida para esto es sin duda Instagram. Nos hemos ido perfeccionando a la hora de hacer estas fotografías siguiendo algunas de las tendencias modernas en las fotografías de alimentos, en las cuales puedes profundizar más abajo. Tenemos aliados para esta labor aparte de los filtros de Instagram, como es Foodie, la app para el móvil que ofrece 26 filtros especiales para fotografiar alimentos.

Hemos ido más allá en el amor hacia la comida, el mealsurfing se conoce más y se difunden documentales de extrema calidad fotográfica y culinaria en Netflix como por ejemplo Chef’s Table. Comer y cocinar es un arte que engancha y se comparte.

Mealsurfing

Han surgido más redes de encuentros de mealsurfing como son Meal Sharing y Eatwith.

Mealsurfing que consiste en buscar personas que compartan intereses culinarios parecidos a los nuestros y organizar cenas o comidas con ellos.

mealsharing

eatwith

Iot para Foodies

Y el internet de las cosas también comienza a hacerse notar entre los foodies y cocinitas, con Nomiku y Eat Tender, y Eat Tender App.
Siendo Tender una comunidad donde compartir recetas y Nomiku la herramienta inteligente que nos ayuda a medir el tiempo de cocción, la temperatura de nuestros platos, envasa al vacío y permite cocinar de forma remota. Me ha parecido una pasada, pero aún no lo he visto en funcionamiento en persona.

El internet de las cosas al servicio de los foodies y cocinitas.


Tendencias modernas en la fotografía de alimentos

(Documentación: Trends in modern food photography, Creative Review.)

En los últimos años el enfoque meramente documental de los inicios de la fotografía de alimentos ha dado paso a una variedad de tendencias y estilos. Estilos como ‘Gorgeous gray’, ‘Perfectly imperfect’, ‘Mystic light’, ‘Granny chic’ y ‘Back to country’. Estas tendencias surgieron en regiones de habla inglesa y escandinava de donde son originarios muchos de los mejores fotógrafos de alimentos. Se pueden ver muchas de estas obras en StockFood, el principal banco de imágenes culinario.

Hasta hace 30 años la fotografía de alimentos era algo documental. Las fotos de recetas querían mostrar una imagen clara del plato, de su apariencia general y los ingredientes. No existía una gran composición de las fotografías, digamos que se podría parecer a un bodegón.

Las nuevas tendencias comienzan a principios de los años 90, se reinventa en Australia y Gran Bretaña la fotografía de alimentos. El interés cambió hacia una combinación de estilo, decoración, atmósfera y color. Los accesorios se convierten en elementos importantes en el diseño, a veces incluso toman más importancia que el plato real.

Junto con el desarrollo de este estilo gráfico también la fotografía torna hacia un estilo vibrante, brillante y lleno de luz que contrasta con el estilo documental anterior. Existen fotografías donde el fondo es borroso o desenfocado y está enfocada la parte más importante de la escena: el plato. También surgió la tendencia contraria, fotografía más purista e incluso con el uso de accesorios pero más moderadamente.

Las últimas tendencias son ‘Granny chic’, ‘Back to country’, ‘Mystic light’, ‘Perfectly imperfect’ y ‘Gorgeous grey’.‘Granny chic’ evoca a la cocina tradicional, presentada con viejos accesorios que nos recuerdan a las abuelas: platos de barro, blondas, platos de plata viejos. Los fondos son naturales o de colores tierra, o colores de las bayas: púrpura, violeta, fucsia, malva o burdeos.

granny

‘Back to country’ refleja el entusiasmo por la vida del país de la receta. Muestra personas trabajando en un jardín, cosechando frutas y verduras. Los colores son neutrales y fuertes, la luz del día. Fotos que fomentan la alimentación saludable. Los accesorios son rústicos, de madera, hierro, esmalte o estaño.

El estilo ‘Mystic light’ tiene su origen en el norte de Europa. Es un estilo que se basa en colores oscuros y aterciopelados, estructuras gráficas con una luz especial. Composiciones con un aspecto mágico y místico.

Otra tendencia en auge es ‘Perfectly imperfect’ . Tiene su origen en los blogger de alimentos y en las redes sociales. Son imágenes que parecen espontáneas a simple vista.

grey
La última tendencia en fotografía de alimentos es ‘Gorgeous grey’ que existe desde 2015. En estas imágenes se utilizan mucho las superficies naturales como pizarra, piedra o madera que llenan de textura estas fotos. Las superficies ásperas y audaces mejoran con su contraste la apariencia de los alimentos y los hacen parecer delicados y elegantes.

Deja un comentario

volver arriba ↑